Bienvenido al blog Alimentación Evolutiva. Mi nombre es Matteo y en este pequeño espacio comparto información referente a alimentación saludable, con la esperanza de que mis hijos, cuando sean mayores, puedan leerlo.

Antes que nada tengo que confesar que no soy médico ni nutricionista de carrera*. Soy un informático de formación con una irrefrenable inquietud por la nutrición y el saber en general.

 

Me independicé de mis padres con tan solo 19 años y me vi obligado a aprender a cocinar si no quería comer bocadillos y productos pre cocinados cada día (cosa que hice durante un tiempo).

Desde entonces han pasado mas de 20 años. Cuando era joven no me preocupaba la salud, mas bien me interesaba el aspecto físico como a la mayoría. Mi abuela paterna falleció de un ataque al corazón cuando tenía 20 años. Era todavía jovén, pero tenía Diabetes tipo II, hipertensión, colesterol. Desde que diagnosticaron a mi padre la Diabetes tipo II mi interés ha ido en aumento y mas después de ver las estadísticas actuales y sobretodo la proyección a futuro. Los datos eran y siguen siendo escalofriantes.

Desde que soy padre además, mi inquietud sobre la alimentación saludable ha dado un salto definitivo. He ido descubriendo el lado oscuro de los intereses comerciales ligados a la salud, incluso de los mas pequeños. Un auténtico despropósito fomentado por una desinformación generalizada.

Después de tantos años de estudios autodidactas, de cursos de especialización y de experimentar con mi propio cuerpo, empecé a ayudar a familiares, amigos y finalmente a clientes. Ahora he decidido publicar mi propio blog para llegar a mas personas.
Si te soy sincero, no busco convencer a nadie y menos curar a nadie. Solo entretener e informar. Aportando en muchos casos una visión distinta a la “oficial” pero siempre basada en la ciencia, en el sentido común y en la evolución. Porque la información es poder.

Un poco mas sobre mi

Soy una persona analítica atrapada en una personalidad impulsiva. Un inconformista por naturaleza. Busco el porqué de las cosas y puedo cambiar de opinión si alguien me da argumentos sólidos.

“Desconfío de mensajes llamativos de los medios de comunicación generalistas. Su negocio no es nuestra salud. Su negocio es llamar nuestra atención y nada mejor que un titular llamativo para hacerlo. Mañana si hiciera falta podrían afirmar exactamente lo contrario y seguir llamando nuestra atención.”

“Desconfío también de la imagen saludable que la industria alimentaria quiere proyectar. Su negocio tampoco es nuestra salud sino, simple y llanamente vender productos.”

“Desconfío también de la imagen protectora de la industria farmacéutica. Sobra decir que su negocio tampoco es nuestra salud. De una forma muy cruda, una persona en salud no es cliente para la industria y un fallecido, en todo caso, sería un ex cliente. No estoy en contra del uso de fármacos pero si de su abuso. Si tienes una infección, un antibiótico te puede salvar la vida. Si tu hijo tiene dos lineas de fiebre no le des Ibuprofeno para que descanse mejor. No es una tila.”

Parece que sin estos referentes la vida puede ser muy dura pero no es así. Resulta saludable confiar en la capacidad de adaptación de nuestro cuerpo, en el poder de la naturaleza, en la evolución de la especie, en los estudios científicos transparentes, en los investigadores apasionados y en los nutricionistas actualizados. Y porque no, en los blogs de divulgadores basados en evidencia científica.

“Alimentarte de manera saludable es tu responsabilidad. De nadie mas.”

 

Espero disfrutes del contenido.

Matteo

 

* NOTA: A partir de mi pasión me especialicé en nutrición y me formé como entrenador personal.