Paleodieta, Dieta Paleo, Dieta Paleolítica son todos sinónimos de una misma dieta. La dieta Paleo es una de las tendencias de los últimos años en concepto de nutrición. Es una dieta basada exclusivamente en alimentos que estaban presentes en el paleolítico, es decir alimentos naturales. Como principio me parece extremadamente acertado y es por eso que la alimentación evolutiva comparte las mismas bases.

Ahora bien, al igual que la dieta vegana, tiene sus seguidores incondicionales que, en lugar que ganar adeptos, lo que consiguen es crear rechazo.

Frases como “si un alimento no existía en el paleolítico no es bueno”, no deja de ser una falacia o cuanto menos una restricción ideológica con poco fundamento científico.

Por supuesto hay alimentos, como los procesados de la industria, a los que no estamos adaptados y que deberíamos directamente eliminar de la dieta. Pero eso no justifica que debamos eliminar indiscriminadamente cualquier alimento no paleo.

Y es precisamente este tipo de restricciones que ahuyentan a personas interesadas y generan todo tipo de memes por las redes sociales. La dieta paleo no consiste en comer 1kg de carne al día como quieren dar a entender los detractores. A la industria alimentaria tampoco debe hacerle especial ilusión que la Dieta Paleo se extienda porque sus productos están radicalmente prohibidos. Pero eliminar alimentos naturales, solo porque entraron en épocas posteriores de nuestra evolución no ayuda a tener una visión mas integradora.

La imposición puedes abrazarla y predicarla o rechazarla por completo. Mal escenario como punto de partida.

 

Paleodieta: alimentos permitidos

Como hemos visto, la paleodieta se basa en alimentos de origen natural y, en principio, sin procesar:

  • Carnes
  • Pescados
  • Huevos
  • Verdura
  • Fruta
  • Frutos secos
  • Aceite de oliva
  • Aceite de coco

Digo en principio porque en la red se ven cada vez mas preparaciones como galletas paleo, pan paleo y postres paleo. En si es un error y abre la puerta a la posible entrada de la industria. Lo mas parecido a un postre en el paleolítico eran fresas con miel y estaban disponibles durante un período muy breve. Además, no es lo mismo comer un puñado de almendras que un pastel a base de harina de almendras.

La Dieta Paleo presta especial atención al procesamiento de los alimentos, un pilar extremadamente acertado.

Visto desde otra perspectiva pero, la inclusión de alimentos como puede ser la harina de almendras pueden acercar a muchas personas que, de otro modo, no se plantearían embarcarse en una dieta paleolítica. Personas que hacen un uso excesivo de azúcar y harinas en sus dietas, pueden reducir sus antojos con un postre paleo. Seguramente será de mayor calidad en su composición general y algo mas saludable.

Paleodieta: alimentos prohibidos

A mi modo de ver está es la clave de la dieta paleo y sus beneficios sobre la salud. Alimentos prohibidos:

  • Carne procesada
  • Cereales (trigo, maíz, arroz, …)
  • Legumbres
  • Leche y derivados como yogur y queso
  • Almidones (como la patata)
  • Alcohol
  • Aceites vegetales
  • Azúcar y dulces en general

Después de leer esta lista a mas de uno le habrá pasado por la cabeza la pregunta: “¿para que quiero vivir si no puedo comer nada de esto?”. Y no me extraña.

Pero sinceramente es muy muy saludable. Ayuda a equilibrar nuestra microbiota, fortaleciendo nuestras defensas. Es el primer paso para prevenir o combatir cualquier enfermedad. Incluso el AIP (Protocolo Autoinmune Paleo) para combatir enfermedades autoinmunes con la dieta. Es todavía mas restrictivo que la dieta paleo en sí, al menos al principio. Se basa en los alimentos permitidos en paleodieta, pero eliminando los que puedan ser mas irritantes a nivel intestinal. Después de un período de restricción se irán reintroduciendo los alimentos de forma progresiva. Comprobando nuestra reacción o tolerancia.

Mi experiencia con la Dieta Paleo

En mi caso experimenté con la Dieta Paleo durante bastante tiempo. Incluso a día de hoy, sin darme cuenta tengo épocas en las que prácticamente mi alimentación es Paleo. Tengo que destacar que su aporte de nutrientes me satisface completamente sin necesidad de suplementos. Pero tanto la paleodieta como la dieta vegana, como comentado, implican la necesidad de excluir una serie de alimentos de los cuales disfruto mucho. Por ejemplo las patatas, los lácteos y derivados e incluso el arroz. Si bien es cierto que estos alimentos no estaban presentes en el paleolítico, son alimentos a los que, quien más y quien menos, nos hemos adaptado y no existe evidencia científica sólida sobre sus contraindicaciones.

No comparto la necesidad de excluir alimentos de forma dogmática, en todo caso debería depender del grado de tolerancia de cada uno. En mi opinión la evidencia científica y los objetivos personales son los que tienen que ayudarnos a elegir si priorizar, limitar o eliminar un alimento (a parte por supuesto de posibles intolerancias).

En cualquier caso, tanto sean alimentos Paleo como alimentos naturales adoptados posteriormente, lo más importante como siempre es la calidad del alimento, su origen y el grado de procesamiento.

 

Los carbohidratos en la Dieta Paleo

Es una evidencia que cualquier dieta mal planificada puede desembocar en carencias de nutrientes y problemas de salud. También es una evidencia que nadie que incluya en su dieta los productos procesados de la industria está siguiendo una alimentación saludable. Así lo demuestra la creciente ola de enfermedades de los últimos 40 años.

En la Dieta Paleo y en todas las demás la clave está en la variedad. En el fondo una dieta saludable debe basarse en alimentos saludables y que mejor que los que la naturaleza nos ha proporcionado durante millones de años. Hacer más uso de unos alimentos que de otros dependerá principalmente de los objetivos de cada uno. Por ejemplo en una dieta para perder peso (o mejor dicho perder grasa), seguramente limitar la ingesta de carbohidratos será beneficioso. Pero los carbohidratos no son malos como muchos paleo estrictos quieren dar a entender.

La Paleodieta es bastante restrictiva en cuanto a carbohidratos y probablemente sea la fuente del éxito de esta corriente de alimentación. Las personas con sobrepeso que experimentan con la dieta paleo suelen obtener excelentes resultados. El motivo principal no está tanto en la cantidad de los carbohidratos (que también) si no principalmente en la calidad. Restringir alimentos como el azúcar y las harinas cambiándolos por verduras y frutas nos aportan indudables beneficios a nivel global.

Pero, todo y el creciente nivel de sobrepeso global, no todo el mundo necesita perder peso. De hecho, una persona ectomorfa tiene serias dificultades en ganar peso y difícilmente lo conseguirá con una dieta paleo estricta donde granos como el arroz o la avena están en la lista de alimentos prohibidos. En la Dieta Paleo la mayor ingesta de carbohidratos proviene de tubérculos, verduras, frutas y frutos secos. Si tu objetivo es ganar peso prepárate para comer grandes cantidades.

 

La Dieta Paleo es buena?

La respuesta es fácil: si. Como hemos visto tiene infinidad de puntos a favor que la convierten en una alimentación completa. Si además la comparamos con la dieta clásica de la pirámide, basada en productos procesados como pan y pasta, es una elección sin duda muy acertada. Pero la Dieta Paleo va mas allá. No es una simple dieta de lunes a viernes, aunque obtendrías igualmente enormes beneficios según tu punto de partida. Y menos una operación bikini.

La Dieta Paleo es un estilo de vida.

Por otro lado, como comentaba anteriormente, no es apta para todos los objetivos individuales, o mejor dicho, según cuales sean tus objetivos no siempre será la más indicada. Es por eso que, todo y abrazar sus principios, considero que la alimentación evolutiva está un peldaño por encima. Recoge todos los beneficios de una Dieta Paleo y mejora sus limitaciones, incluida la mental. En mi caso prefiero la Dieta Paleo a una dieta vegana por su mayor aporte proteico y por el tipo de alimentos que incluye.

Otra de las ventajas de la Dieta Paleolítica sobre la vegana es la dificultad para la industria alimentaria de introducirse en el mercado debido a la barrera natural que fundamenta esta alimentación. De todos modos la industria es muy potente y de un modo u otro conseguirá una parte del pastel. Por un lado las personas buscan un sustituto para sus galletas, su pan y sus postres. Por otro la industria es consciente del gran crecimiento de la corriente paleo e intentará introducir sus productos en un mercado fuertemente al alza. Ya he oído hablar de cerveza paleo: la paleobirra. Tiempo al tiempo…

 

Conclusión

La dieta paleo es una de las mejores formas de alimentarse de manera saludable. Si estás persiguiendo perder grasa sin duda te aportará muchos beneficios. Todas las contraindicaciones que salen a diario en las redes sociales no hacen mas que confundir y no existe evidencia científica al respecto. De hecho puede que la industria alimentaria esté detrás de todas esta campaña para intentar erradicar una dieta y un estilo de vida que no favorece el consumo de sus productos.

Veo innecesario ser estricto con según que alimentos (leche – si la toleras – y derivados, arroz y avena por ejemplo) siendo éstos, alimentos que consumimos desde hace unos 10 mil años. Lo mejor sin duda de una dieta paleo es la eliminación de productos procesados de la industria y que puede servir como una óptima base para la adaptación individual. Lo peor sin duda, el dogma y las restricciones de las personas que la ven como el Santo Grial de forma universal.