La cúrcuma es un tubérculo que pertenece a la familia del jengibre. Se ha utilizado como medicina y alimento durante siglos, aunque hasta hace poco, era un gran desconocido en la cocina occidental. Es un agente preventivo para muchas enfermedades debido en gran parte a sus características antiinflamatorias. La curcumina es el principal componente activo de la cúrcuma y la que aporta los mayores beneficios. Por lo general se toma como un suplemento: cúrcuma en cápsulas.

La cúrcuma entra en mi Top 10 de superalimentos

Para que sirve la cúrcuma?

Estudios científicos nos dan la respuesta a la pregunta “para qué sirve la cúrcuma”:

  • La curcumina tiene grandes propiedades para desacelerar el daño hepático, sobre todo en aquellos casos que derivan a una cirrosis hepáticas.
  • Reduce los niveles de aminas heterocíclicos – compuestos cancerígenos que se forman cuando las carnes se elaboran asadas, hervidas o fritas – hasta en un 40%.
  • Inhibe el desarrollo del cáncer de piel (melanoma) y también ralentiza la propagación del cáncer de mama en los pulmones.
  • Ingrediente principal de los currys que se elaboran diariamente en la India, país con la tasa más reducida de Alzheimer en el mundo.

La cúrcuma ofrece innumerables beneficios y puedes incluirla en tu dieta de diferentes maneras.

Como tomar la cúrcuma

Hay diferentes formas de tomar la cúrcuma. De una manera o de otra es importante que la incluya de forma regular en tu alimentación. ¡Te aportará salud! La cúrcuma no es un medicamento, pero integrada en una alimentación saludable, es un aporte extraordinario de nutrientes.

curcuma beneficios

 

Cúrcuma en cápsulas

Si no te gusta el sabor de la cúrcuma, puedes optar también por consumir cúrcuma en cápsulas. No es mi opción favorita, a no ser que tengas que suplementar por algún tipo de patología. Deberías optar siempre a lo menos procesado en la mayoría de los casos. Cúrcuma incluida. En cualquier caso, es una alternativa válida. Siempre mejor tomar la cúrcuma en cápsulas que no tomarla.

Cúrcuma en especia

De color amarillo oscura, la especia es la forma más conocida de tomar la cúrcuma. Se consume desde hace mucho tiempo en culturas orientales y del norte de África, y su poder ha cautivado la cocina occidental. Se utiliza en sofritos, con carne, pescado, en caldos… como cualquier otra especia. Tiene un sabor y color intenso así que vigila con la cantidad. Pruébala en los huevos revueltos o añádela a un caldo de verduras. También puedes hervirla en agua para preparar verduras al vapor. O dale un toque a tu mayonesa casera.

Cúrcuma entera

La cúrcuma entera puedes utilizarla de varias formas, aunque sin duda no es tan versátil como la especia. Puedes rayarla para dar sabor a un sofrito, añadirla a un caldo de verduras o simplemente prepararte una infusión.

IMPORTANTE

La cúrcuma y la curcumina no se absorben correctamente en el tracto gastrointestinal. La absorción se realza en presencia de Piperine, un componente de la pimienta negra. En la cocina India se utilizan la cúrcuma y la pimienta juntos para su completa absorción de propiedades.